Tú puedes ser parte de esta labor como hijo de Dios.

Nuestra labor es como la intervención del buen samaritano (Lc. 10:25-37).

La historia del samaritano nos enseña cómo rescatar (librar).

Es un prototipo directo, práctico, de intervención personal que requiere tiempo y dinero, pero salva vidas y que por sobre todas las cosas glorifica a Dios.

Infórmate

Investiga y comparte tu conocimiento sobre la importancia de la vida y por qué debemos defenderla.

Predica y ora

Ora por tu ciudad y nación, intercede por las instituciones como la nuestra; libra a los que son llevados a la muerte y no cierres tus ojos frente a lo que está sucediendo y cuanto más cuando las políticas actuales tienen como meta poder instalar y replicar el aborto legal y público a todas las naciones vecinas.

Ofrenda

Nos puedes ayudar con tus ofrendas de modo que podamos alcanzar a muchas más mujeres que son cautivas por el pecado, y como resultado muchas terminan tomando esta terrible decisión.

voluntariado

Participa como voluntario. Tu tiempo también es valioso y si deseas servir en áreas referentes a tu profesión, oficio o en áreas  ministeriales como consejería eres más que bienvenido(a)

percha

donaciones

Ayúdanos a recolectar artículos necesarios en el proceso de gestación, parto y post parto de la madre como para su futuro bebé, tales como pañales, ropa, alimentos, entre otros.

“Libra a los que son llevados a la muerte; Salva a los que están en peligro de muerte. Porque si dijeres: Ciertamente no lo supimos, ¿Acaso no lo entenderá el que pesa los corazones? El que mira por tu alma, él lo conocerá, Y dará al hombre según sus obras”

(Proverbios 24:11-12)